Playa blanca – La mejor playa de Costa Rica

Desde Monteverde emprendimos viaje hacia Manuel Antonio pero parando previamente en Herradura para conocer Playa Blanca e Isla Tortuga.

Durante el camino de la muerte como lo llaman vimos unas chicas que habían pinchado la rueda así que nos detuvimos y bajamos a ayudarlas. Es un camino complicado para auto y no saben como había dejado la cubierta. Perdimos algunos minutos pero siempre siempre hay que ayudar al otro, nunca sabes cuando vos podes necesitar una mano.

rio tarcoles costa rica

Ya habiendo agarrado camino de cemento pasamos por el puente del río Tarcoles donde se pueden ver bastantes cocodrilos nadando en sus aguas. Es bastante alto y nos se ven de muy cerca pero esta bueno hacer una parada de algunos minutos ya que queda de pasada. Compramos una piña sobre el mismo puente , nos la cortaron ahí y seguimos viaje.

Herradura es un buen lugar para hacer un stop ya que esta a mitad de camino y tiene lugares cercanos como Jacó pero es mucho mas tranquilo.

Nosotros estuvimos parando en un condominio increíble en Marina Los Sueños donde nos sentimos por un rato como si estuviéramos en casa pero con todos los lujos.

Playa Mantas

Llegar a playa blanca no es imposible pero tiene sus dificultades. El acceso directo a esa playa se encuentra restringido y solo pueden acceder aquellos que se alojan en los hoteles que están sobre dicha playa. Pero…. esto no quiere decir que sea imposible sino que va a ser un poco mas difícil que cualquier otra. Si vale la pena hacerlo? Les doy la respuesta si les digo que fue nuestra playa favorita de Costa Rica?

Para llegar con el auto tienen que hacerlo a Playa mantas. Lo bueno de este lugar es que tiene el estacionamiento mas organizado que vimos en cualquier lugar de Costa Rica. Un estacionamiento super nuevo con barreras , con la garita del que te cobra y los cuida, baños y duchas.

playa mantas costa rica

Comenzamos a caminar a playa mantas para ir al extremo de la misma y poder cruzar hacia playa blanca, pero no. En ese momento y preguntando nos enteramos que no había que escalar o pasar del otro lado como cualquiera de las otras playas sino que en este caso el paso dependía de que la marea estuviera baja.

Recién bajaba dentro de 2 horas así que nos quedamos disfrutando de playa mantas que de por sí también es muy bonita y tranquila. Eso sí no hay ni un puesto para comprar nada , es todo muy agreste. Lo que si nos dimos cuenta que cuanto mas nos acercábamos al sur el agua cada vez estaba mas caliente. Lo bueno es que había varios arboles y palmeras como para tirarnos un poco en la sobra cuando queríamos descansar del sol.

playa mantas

El cruce hacia playa blanca comenzaba a asomarse pero era completo de piedras y nosotros estábamos con las mochilas con cámaras , etc.

Esperamos que bajara un poco mas y nos animamos , cruzando en algunos lados si ver lo que había debajo pero probando con un pie antes de hundirnos. Lo mas peligroso es que en muchos casos la piedra esta muy resbalosa así que a tener en cuenta eso.

Playa Blanca

Respecto a los horarios de marea varían mucho pero si quieren ir temprano deben pasar por la mañana bien temprano y se tendrán que quedar hasta las 16 aproximadamente que empieza a bajar, antes es imposible volver al menos que lo hagan nadando. A las 17 les diría que la piedra ya queda casi toda afuera y se puede cruzar con total tranquilidad, tanto para volverse o para conocer playa blanca si es que recién llegan.

playa blanca

Una vez que pasas el cruce de piedras hay una playita muy pequeña rodeada de montañitas. Sin embargo la cosa no termina ahí, porque tenes que cruzar del otro lado de las montañitas escalando agarrado de una soga. No es para nada difícil pero obviamente imposible para niños y gente grande.

Del otro lado ya nos sorprendimos con una playa bastante amplia y con una hermosa caída de sol sin que nada se interponga ante nuestros ojos. Un mar casi sin olas y con una temperatura bastante caliente que por momentos no daban muchas ganas de meterse.

Nos quedamos metidos dentro del mar hasta que comenzó a hacerse de noche y recordamos que debíamos volver. No se si fue la dificultad de llegar ahí , la calma de la playa o el increíble atardecer que vimos pero esa playa terminó convirtiéndose en nuestra preferida de Costa Rica.

atardecer en playa blanca

Volvimos al estacionamiento , nos cambiamos y pagamos los 1000 colones que salía la estadía. Al hacer unos metros nos dimos cuenta que la rueda estaba pinchada , así que todo lo lindo que la habíamos pasado se desmoronó en un segundo jajaja. Les aseguro que de noche y con el calor que hacía no estuvo nada bueno. Pero fue solo una anécdota ya que cambiamos y emprendimos viaje hacia el hotel.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.