Mi primer Experiencia volando en Business

Uno de mis primeros vuelos solo con amigos fue hace algo de 8 años y precisamente con United Airlines. Hoy después de varios vuelos con esta aerolínea y otras de la alianza tuve la posibilidad de por primera vez subirme a la clase business o lo que muchos conocen como primera clase , pero que en realidad no son las mismas.

Me enteré unos minutos antes de empezar a abordar y no se pueden imaginar la felicidad que tenia… No es que fuera uno de mis sueños, porque ese sería conocer el mundo , pero no me digan que cada vez que pasan por esos asientos no dicen que lindo sería volar aca.
Bueno hoy tuve la posibilidad de estar de ese lado y realmente se siente increíble , el vuelo pasa rapidísimo , como si no se sintiera y ademas piensen que estamos hablando de un vuelo de 14 horas Houston – Tokyo , mas suerte no pude haber tenido.

Comenzó el momento de abordar , el avión un 777-200 , obviamente en el primer grupo , así que subí enseguida , sin problemas para acomodar mi equipaje ya que sobra lugar.
Lo primero que hago ademas de no poder creer estar ahí, es empezar a jugar como un chico con las cosas que había en el asiento.

Business Polaris

business class polaris

Sobre el mismo como ven en la foto , 2 almohadas , una para dormir y otra mas para descansar el cuello ya que se amolda. Un acolchado y una frazada de la marca Saks Fifth Avenue.
Esperaba el típico bolsito pero en este caso no , una lata de metal con: un par de medias , cepillo de dientes y pasta, crema de manos y manteca de cacao , antifaz , tapones para los oídos ,una lapicera y pañuelos.

business class polaris

También unas pantuflas y unos minutos después me vinieron a ofrecer un pijama que obviamente acepte y me lo quede jajaja

En el compartimento la pantalla es dos o tres veces mas grande que económica dependiendo el modelo de avión , tiene un enchufe universal , una entrada usb , y la entrada para los auriculares (Estos son los del tipo vincha  super cómodos y suenan muy bien).

Una vez que te sentas a tu derecha están los comandos para reclinar el asiento o hacerlo cama , pero tampoco iba a quedar tan desesperado , esperemos un poquito

Inmediatamente se acerca una azafata , se presenta y tanto a mi como a mi compañero de fila nos ofrece algo para tomar, rechace el champagne me pareció demasiado jaja y fui por un jugo de naranja.

Comienza el despegue justo al lado de la turbina , genial para sacar fotos pero un poco ruidoso, sin embargo me vino genial para dormir.

Una vez que el avión alcanzó suficiente altura y se apagan las luces de cinturones nuevamente se acercan preguntando si habíamos visto el menú y que íbamos a elegir.

Mi elección costilla de cerdo , pero primero nos traen una bandeja con una ensalada que no comí porque no me gustan los vegetales y salmón ahumado que estaba increíble. Ademas hay una selección de panes espectaculares , aunque no lo crean existe el pan calentito , blando y con gusto arriba del avión pero lamento decirles que es en business.

La mesa se despliega desde abajo de los controles del asiento y es bastante cómoda. Se come con cubiertos de metal ,platos y mantel y el cerdo estaba excelente , la porción muy buena, acompañada como no podía ser de otra forma con un vinito argentino.

Llego la hora de elegir el postre y entre algunos pastelitos estaba la opción del helado y sin dudas fui por eso, le agregue salsa de chocolate y pedacitos de oreo, increible!!!

Ya habiendo retirado todo lo de la “mesa” me voy a poner el pijama, si viajamos en business la vamos a hacer bien…

Ahora sí listo para reclinar el asiento y hacerlo cama, una sensación única, como vuelo a económica después de esto jajaja

Lo único que debí pagar como extra fue el wifi que raramente no lo incluye y salió 25 dolares el tramo completo.

No quería dormir mucho para estar acorde a las horas de Japón , quería que el jetlag me afectara lo menos posible, veremos como resulta.

Ahora a ver una película , las pantallas no son de las últimas y la oferta de películas no es muy buena y menos en español , encontré muy pocas.

Se pueden tomar snacks en todo momento , tales como galletitas de manteca , brownies , entre otras.

En las ultimas horas el vuelo se movió bastante y debieron suspender el almuerzo así que el servicio de comidas no fue completo y me quede con las ganas de probar algún otro plato.

Esperemos que se repita pronto , aunque mas que feliz por haber vivido esta experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.